The wreck and not the story of the wreck

Fernando Baños-Fidalgo (Centro Universitario de Artes TAI – URJC)




Otros videoensayos de este número:

Diving into the Wreck es un poema de Adrienne Rich publicado por primera vez en 1973 [1]. En el poema, escrito en primera persona, su narradora [2] realiza un viaje de descenso a las profundidades del océano en busca de un naufragio. Pasa de la cotidianeidad de la realidad de la superficie a una realidad sobrecogedora en las oscuras aguas del fondo oceánico, donde se encuentra un barco naufragado que observa la imagen distorsionada de sí mismo en la superficie: la goleta con la que su protagonista ha llegado hasta allí. Un poema con un doble sentido simbólico: el individual, probablemente conectado con “una relación fallida, la pérdida de un ser querido o un trauma infantil” [3]; y el colectivo, un viaje que bucea en un pasado lleno de mitos obsoletos para conocer las causas por las que las mujeres, sometidas por una sociedad patriarcal, siempre han sido vistas como “débiles, sumisas, poco inteligentes y vulnerables” [4], una forma de descubrir la realidad existente detrás de esos mitos.

Es también en 1973 cuando una mujer, de nombre Mary, y su marido embarcan en el crucero “Spirit of London” en un viaje de diez días entre Los Ángeles (USA) y Puerto Vallarta (México). Un viaje registrado en una película casera de Super8, encontrada en un mercado de Bangkok cuatro décadas después. Una película que adquiere relevancia cuando el crucero de la misma es abandonado a un par de millas de la costa tailandesa, muy cerca de Bangkok. La falta de mantenimiento y el mal estado del barco provocan su volcado y posterior semihundimiento dos años después. Una sorprendente circunstancia que convierte a Mary, la protagonista de la película, en objeto de curiosidad epistémica: una mujer imposible de ubicar en el tiempo, imaginada en el abandono del final de su vida y semihundida en su propia muerte, como todas las cosas abandonadas a punto de desvanecerse. La historia de un doble naufragio necesario para dar luz a un objeto fílmico desahuciado.

“The wreck and not the story of the wreck”, uno de los versos de Diving into the Wreck, sirve de germen y anclaje conceptual para hablar de todas las películas naufragadas y de la necesaria contradicción que se produce al imaginar sus historias para reivindicar su valor objetual. Frente a los acontecimientos históricos a partir de los cuales se crean las grandes narrativas de consenso, el rescate de hechos insignificantes y de objetos olvidados del pasado se convierte en un modo de construir narrativas que ofrecen nuevas formas de percibir y pensar un pasado necesitado de redención.

“The Wreck and Not the Story of the Wreck”, título del vídeo-ensayo, pretende colocar en un lugar de privilegio las cosas mismas por encima de sus historias –“the thing itself and not the myth”. Sin embargo, este propósito encierra una paradoja: reclamar un objeto a través de una historia que se anula cuando dicho objeto es puesto en valor. 

[1] Rich, Adrienne (1973). Diving into the Wreck. Poems 1971-1972. New York: W.W. Norton & Co.

[2]  En realidad, no es posible determinar con seguridad el género de la narradora, tal y como se desprende de uno de sus versos: “I am she: I am he”.

[3] Okonski, Lacey, (2015). Diving into the Wreck: Embodied Experience in the Interpretation of Allegory. UC Santa Cruz, p.22. Visto en: https://escholarship.org/content/qt6nj4j1cb/qt6nj4j1cb.pdf?t=nrksdz&v=lg

[4] https://www.enotes.com/topics/diving-into-wreck/in-depth