Nº7 2021 (1)

Ocho apellidos vascos y la cultura popular española

Milagros Valerio, Claudia Sánchez  y Mar Muñoz (Universidad Carlos III de Madrid)

 

 

El término “cultura popular” tiene muchos significados. De una forma general se refiere a los modos de vida o expresiones culturales que conforman el conjunto de lo que se conoce, se entiende y es accesible para mucha gente. En su libro Teoría cultural y cultura popular, John Storey aclara que el término “cultura popular” es sumamente complejo, y, por tanto, debe ser estudiado cautelosamente como un concepto discursivo (Storey, 2018). Esto quiere decir que hay que tener en cuenta que su definición ha sido y es construida paulatinamente según los acontecimientos de nuestra realidad.

Centrándonos en el contexto español, y de acuerdo al Ministerio de Cultura y Deporte, para hablar de cultura popular española nos tendríamos que remontar al siglo XIX, periodo en el que se empezó a consolidar la identidad nacional de España. Entre las referencias que empezaron a popularizarse en aquel entonces destaca todo lo relacionado al mundo taurino y a la danza flamenca; referencias que ensalzaban el orgullo patrio y “el supuesto carácter de toda una nación, espontánea y alegre” (Ministerio de Cultura y Deporte, 2020). 

El cine es, por supuesto, un espacio que permite visualizar la representación del concepto de “cultura popular”, y para ello, convendría analizar las producciones fílmicas con mayor éxito entre el público. En el caso de España, dichas películas vendrían a ser las pertenecientes al género de la comedia, teniendo en cuenta que cuatro de las diez películas españolas más taquilleras son de dicho género. El presente ensayo audiovisual hace hincapié en dicha especificidad y toma como principal objeto de estudio la película Ocho apellidos vascos (Martínez-Lázaro, 2014). Partiendo del hecho de que dicho filme es, hasta el momento, el que más recaudación ha logrado en la taquilla española, este ensayo se propone hacer un análisis del mismo con el fin de identificar las características que permiten que sea una película popular. Del mismo modo, buscará evaluar las definiciones que propone Storey a partir de las teorías de Raymond Williams, entre las que encontramos: la concepción de cultura popular como algo que gusta a muchas personas; como una cultura inferior; como una producción hecha para el consumo en masa; como algo hecho por la gente y para la gente; y como un elemento de importante carga política, tomando en cuenta que es “un proceso de liderazgo intelectual y moral, que intenta ganarse el consentimiento de los grupos subordinados de la sociedad” (Storey, 2018).

Dentro de estas premisas, se busca también indagar en la dificultad a la hora de poner un límite entre la cultura popular y la cultura en general, así como evaluar si realmente es posible determinar qué tipo de personas pertenecen a la categoría que Storey denomina “la gente”. Del mismo modo, dentro de este planteamiento entra también en debate la existencia de un sistema que determina lo que es un producto de alta y baja cultura, especialmente dentro del panorama cinematográfico español. Anteriormente, ya hemos mencionado que Ocho apellidos vascos y el resto de películas hechas con el fin de ser productos populares tienen en común una característica a destacar: son comedias, a preferir, románticas. Lo singular es que, todas éstas, a pesar de su éxito en taquilla y de contar con grandes equipos de producción, son obras que la crítica cinematográfica discrimina y categoriza como “baja cultura”. Lo contrario ocurre cuando esta categorización se desvanece, al tener una alta acogida por el público, lo que significa que será vista por todas las clases socioeconómicas sin distinción. Se evidencia entonces la manera en la que la representación de la cultura popular se entrecruza con un proceso sociológico, que para el contexto actual vendría a ser la posmodernidad. Estas relaciones son importantes de destacar, tomando en cuenta la implicación que tienen con la propia definición del concepto de “cultura popular”, la utilización de ésta en el cine como entretenimiento y las implicaciones ideológicas que involucra su representación en la gran pantalla. 

 

Bibliografía

  • Díaz Carpena, A. (2015). Ocho apellidos vascos. De la opinión popular a su paso por los Goya [Trabajo de fin de grado, Universidad de Alicante]. CORE. https://core.ac.uk/download/pdf/32323664.pdf 
  • Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales. (2021). Ocho apellidos vascos. https://infoicaa.mecd.es/CatalogoICAA/Peliculas/Detalle?Pelicula=100813
  • Ministerio de Cultura y Deporte. (2020). Cultura popular: tópicos y estereotipos de lo español.http://www.culturaydeporte.gob.es/cultura/areas/museos/mc/ceres/catalogos/catalogos-tematicos/aeuropeo-patrimonio-cultural/aportaciones-cultura-espana-europa/cultura-popular.html 
  • Storey, J. (2002). Teoría cultural y cultura popular. Octaedro-Eub
  • Zahedi, F. (2015). El pasado es un prólogo. Conversaciones con Emilio Martínez Lázaro, Getafe: Grupo de Investigación Tecmerin. Disponible en https://e-archivo.uc3m.es/handle/10016/22308

Cómo citar este artículo: Valerio, M., Sánchez, C. & Muñoz, M. (2021) Ocho apellidos vascos y la cultura popular española. Tecmerin. Revista de Ensayos Audiovisuales, 7(1). ISSN: 2659-4269

Otros videoensayos de este número:

Devolver la mirada
Sara Delshad (Investigadora independiente)

Marion Cotillard no existe (y esta es la prueba)
Elena G. Vilela (Videoensayista)

 

De la femme
Caterina Cucinotta (Universidade NOVA de Lisboa) & Jesús Ramé López (URJC)

 

Window Diaries
Diego Ginartes & Valentín Via 

Cómo cocinar cuando la comida instantánea no te llena
Claudia Bielsa Gómez Tostón Salazar, Nuria de Andrés Masa & Bahía Delgado Manso (UC3M)

Desde el archivo
Viaje de ida y vuelta, Irene Gutiérrez (UC3M)